22/2/09

Equilibrio entre trabajo y familia


Es tan difícil muchas veces continuar el día a día, las presiones laborales, las demandas de atención exclusiva que muchas veces te exige cada hijo como si fuera el único, las demandas de atención de tu pareja, tus amigos que se molestan contigo porque no tenés suficiente tiempo como antes, por lo menos para salir a tomar un café y conversar. Como si fuera poco las quejas de tus padres que dicen que procures visitarlos mas a menudo, ya que ellos también precisan de ti ,te sientas a pensar un rato y te das cuenta que hace semanas no has tenido una conversación seria y profunda con tus hermanos menores, la abuelita que te dice que hace tiempo ni rie mas porque solo lo hace cuando tu te vas a visitarla, te miras al espejo y te das cuenta que necesitas urgente irte a la pelu y la lista puede seguir indefinidamente.....
Que nos queda después de analizar todo esto? una profunda sensación de culpabilidad, de que no estamos cumpliendo con todo lo que deberíamos o lo que se espera de nosotros.
Amo profundamente a mis padres, agradezco infinitamente a Dios por tenerlos con vida y sanos, soy la hija mayor y una de las mas mimadas, me encantaría poder ir a visitarlos todos los días, pero no puedo, a veces no siquiera lo logro una vez a la semana, pero eso no quiere decir que los ame menos.
Siempre trate de criar a mis hijos con una gran autoestima, trato de hacerlos sentir seguros del amor de mamá, cualquier cosa o cualquier persona les puede fallar en el mundo que les rodea, de lo único que tienen que estar seguros es que mama siempre los va amar pase lo que pase y hagan lo que hagan, por eso no tienen que sentir ningún temor para hablar de lo que sea. Ellos han tomado mis palabras de una forma bastante literal siempre están ansiosos y apurados para hablar conmigo y contarme todo lo que les pasa a diario, no me estoy quejando, estoy feliz por haber logrado esa comunicación con ellos, hemos resuelto varios problemas de comportamiento de ese modo, el problema es que a veces me siento saturada y ya no puedo prestarles la debida atención a "sus problemas" y eso también me hace sentir mal. 
Se que ser madre es una profesión de tiempo completo, pero como decirles que estoy en una reunión muy importante en mi trabajo, cuando ellos me llaman porque tienen algo urgente que contarme, no crean he tenido que posponer varias veces estas conversaciones urgentes para cuando llegue a casa, pero luego de venida en el colectivo de vuelta a casa pienso: y si les pasa algo en mi ausencia y ya no los encuentre cuando llegue?....y lloro una vez mas. 
Dios... las madres somos como heridas siempre abiertas sangrando a cada momento, por cualquier motivo y mas aun cuando se trata de nuestros hijos.
Hoy en día es muy difícil tratar de equilibrar la vida de madre, con la vida de mujer profesional activa.
Tengo la mala costumbre de ser una adicta al trabajo, me gusta trabajar y me gusta lo que hago, siempre estoy en busca  de nuevos proyectos, pensando en que puedo hacer para ayudar a mi comunidad y a mi familia, pero la mayoría de las veces las tengo que dejar de lado por darle prioridad a mi proyecto mas importante: mi familia.
No es fácil para mi, es mas me siento fracasada, por no poder desarrollar todos los talentos que Dios me ha dado, siempre estoy en la disyuntiva o me desarrollo profesionalmente como yo quisiera o me dedico a mi familia a tiempo completo, que también es lo que quisiera.
Se que tengo que procurar encontrar un equilibrio, ambas cosas me hacen feliz. Solo que me gustaría encontrar la formula perfecta, por lo pronto me pongo en manos de Dios, pero como escuche un dicho hace poco: rezando, pero caminando.


7 comentarios:

tia elsa dijo...

Realmente es un delicado equilibrio, pero los chicos crecen y es allí donde puedes dar más prioridad a tu desarrollo profesional, besos tía Elsa.

Aprendiz dijo...

Hola Desiré, he visto en el blog de Militos que has estado de bajón y he venido a verte a tu blog, y puede ser el tema de esta entrada el motivo.

No te desanimes guapa, esos bajones les da a todo el mundo, a veces según la gravedad de los problemas son mas grandes, pero ¿no son si no los bajones los que hacen que nos enfrentemos a la vida con mas fuerza? Esas cosas son las que nos hacen mas fuertes y enfrentarlas suponen superarlas.

No te preocupes porque no puedas desarrollar todas tus obligaciones como te gustaría o como crees que deberías, nadie puede, porque siempre creemos que se puede hacer mejor.

Así que yo solo puedo darte muchos ánimos y como consejo que te doy es, que ya que los problemas viene solos, tómate cada momento de bajón como una oportunidad más para superarte, y sobre todo busca el apoyo de tu familia y de los que te quieren.

Muchos besos

Maragena dijo...

Calma, amiga, una hace lo mejor que puede con todas las ganas y con todo el amor del mundo.
Encontrar ese equilibrio es una ardua tarea que,creo, nos toma toda la vida.
Como dice Tía Elsa, cuando los chicos crecen, tal vez es más sencillo...no lo sé...yo estoy en la etapa de bebes y pañales y mamá full time.
Besos

Xochitl dijo...

Desiré, no te sientas presionada por nada, lo mas importante es tu familia y estás haciendo un buen papel y si aparte de eso tienes un trabajo en donde te desarrollas y te gusta lo que haces pues que bien !!!
Es dificil llevar el justo equilibrio y si tus hijos te llaman para contarte sus cosas significa que eres buena madre, que tienes buena relación así que no te sientas mal por no poder hacer todo lo que quieres, ademas los tiempos no dan para hacerlo todo, mejor disfruta lo uqe haces y relájate!!


Un abrazo !

maria jesus dijo...

Si encuentras la forma mágica, por favor, compartela. Creo que nos pasa a todas lo mismo.Yo hago todo lo que puedo y confio en que el resto ya lo hará Dios

Luis y Mª Jesús dijo...

¡Te entiendo tan bien!. me consuelo pensando: "el que hace lo que puede, no puede hacer más!. Si te ayuda, ya hace tiemp que he pedido a amigos y fmiliares que vengan a casa. Las cenas son "abiertas", nos juntamos muchos y mi suegra viene a comer todos los días porque ha entendido que yo no puedo ir a pasar el tiempo en su casa, además disfruta del ambiente y una tía de Luis cena siempre en casa. Mi gran cruz es mi madre, que es muy caabzona y se niega a venir a casa; vive a 350 km y, a veces, se me hace tan tarde que ni puedo llamarla. En fin, me siento una buena nuera y abuela y una mala hija. Las madres siempre necesitariamos más tiempo para los hijos
Un beso
Maria Jesús

Desire dijo...

Tia Elsa ese delicado equilibrio! bueno seguimos en la lucha!ç


Aprendiz primero Bienvenida! y ojala nos vistemos siempre. En cuanto a tu comentario tenes toda la razon, cuesta mucho poder cumplir con todos, pero ahora me conformo con que hago mi mejor esfuerzo.


Marangena cada etapa de la vida de nuestros hijos es toda una aventura, recuerdo aun mi etapa de pañales y biberones y creeme que ahora las extraño, con el tema de la adolescencia!

Xochitl Disfrutar lo que haces! esa frase es genial.

Maria Jesus creeme que ganaria mucho si descubro eso. LO voy a pensar y a ver si descubro la formula magica y me hago millonaria!


Maria tu experiencia me ha abierto los ojos, es cierto yo no puedo ir a visitarlos a menudo como quisiera, asi que desde ahora estan invitados a casa. Ya les contare del experimento...

El agua es el simbolo del poder de la mujer, el poder al que ningún hombre, por iluminado o perfecto que sea, puede aspirar.

Citas y Refranes.com